Campus catolica

campus catolica

¿Qué son las universidades católicas?

A lo largo de todo el mundo, la Iglesia católica mantiene una gran cantidad de estas universidades, las cuales cumplen con los fundamentos de su establecimiento. En la actualidad las universidades católicas imparten una gran cantidad de programas de pregrado y posgrado en las áreas de las ciencias sociales y ciencias exactas.

¿Quién aprueba una Universidad Católica?

El canon 808 precisa: “ninguna universidad, aunque sea de hecho católica, use el título o nombre de «universidad católica», sin el consentimiento de la competente autoridad eclesiástica”. El art. 3 de la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae especifica quién erige o aprueba una Universidad Católica.

¿Cuál es el objetivo de una Universidad Católica?

Puesto que el objetivo de una Universidad Católica es el de garantizar de forma institucional una presencia cristiana en el mundo universitario frente a los grandes problemas de la sociedad y de la cultura, ella debe poseer, en cuanto católica, las características esenciales siguientes:

¿Quién promulgó la Constitución Apostólica sobre las universidades católicas?

En 1990 el Papa Juan Pablo II promulgó la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae sobre las Universidades Católicas a través de la cual se actualiza su sistema normativo al Concilio Vaticano II. Esta Constitución Apostólica es desarrollo de la normativa que aparece en el Código de Derecho Canónico de 1983 en los cánones 807 a 814.

¿Qué es una Universidad Católica?

El Código de Derecho Canónico (CIC) reconoce la existencia de dos tipos de universidades en el seno de la Iglesia católica: la eclesiástica y la católica. El mismo CIC no define precisamente lo que es una universidad católica, no obstante regula este tipo de instituciones en sus cánones 807 al 814.

¿Por qué estudiar religión en la Universidad Católica?

La universidad católica ofrece un conocimiento religioso a nivel universitario: Los sociólogos de la religión han catalogado a la religiosidad de México como devocional y de poca incidencia en la vida moral de las personas. Aún en los niveles profesionales, abunda una ignorancia crasa en materia de religión.

¿Cuál es el mensaje de las universidades católicas?

Al crearse, el mensaje de casi todas las universidades católicas en nuestro país es muy claro. Nace como fruto solidario de muchas personas. Al sueño inicial se unen los católicos, algunas veces, las congregaciones religiosas, la jerarquía y los empresarios socialmente responsables.

¿Qué es la Universidad Católica Mexicana?

La universidad católica mexicana no se reconoce ni persignada ni proselitista. Hoy día, nuestras universidades de inspiración cristiana respiran un clima de humanismo cimentado en la libertad y el respeto. Nuestra universidad es católica en su origen e inspiración. Su propuesta es definida y clara, pero es sumamente respetuosa de otras opciones.

¿Por qué es importante la Universidad Católica?

En un país libre y democrático, la presencia de la universidad católica es una alternativa indispensable para vivir un sano pluralismo en el mundo de la educación.. Pero, cuidado, lo peor que le puede pasar a la sal, dice el Maestro, es perder su sabor.

¿Cuáles son las características de la Universidad Católica?

LA UNIVERSIDAD CATÓLICA. debe ser un ámbito en el que el cristianismo sea vivo y operante. necesariamente: a) la consecución de una integración del saber; b) el diálogo entre fe y razón; c) una preocupación ética y d) una perspectiva teológica. La integración del saber es un proceso que siempre se puede perfeccionar.

¿Cuál es la visión de la Universidad Católica?

La universidad católica ofrece una visión total de la existencia: La globalización ha dado al conocimiento, un protagonismo, antes desconocido. Toda educación centrada sólo en la producción, la eficiencia y en la competitividad mutila al ser humano.

¿Quién aprueba una Universidad Católica?

El canon 808 precisa: “ninguna universidad, aunque sea de hecho católica, use el título o nombre de «universidad católica», sin el consentimiento de la competente autoridad eclesiástica”. El art. 3 de la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae especifica quién erige o aprueba una Universidad Católica.

Postagens relacionadas: